La inquietante ‘El ciclista utópico’ con Fran Perea y Fernando Soto

Escrito por 17 marzo, 2021Notas de prensa

Del 8 de abril al 2 de mayo

  • El texto de Alberto de Casso se alzó con el Premio de Literatura Dramática Fundación Teatro Calderón de Valladolid en su primera edición de 2014.
  • Dirigida por Yayo Cáceres, llega a Teatro Galileo el 8 de abril. 
  • Una historia humana y descarnada que no dejará indiferente al espectador…” en palabras de su director.
  • Protagonizada por Fran Perea y Fernando Soto (La casa de papel, Netflix).

El ciclista utópico

DESCARGA DE MATERIALES

¿Puede un accidente cambiar nuestras vidas? ¿Podemos usar un accidente para cambiar nuestras vidas? Son preguntas que trata de responder El ciclista utópico y que se ha hecho su director, Yayo Cáceres (Ron Lalá), a la hora de trasladar el texto a la escena. Una dramaturgia de Alberto de Casso ganadora del Premio de Literatura Dramática Fundación Teatro Calderón de Valladolid en 2014, que llega por primera vez a Madrid con temporada en el Teatro Galileo del 8 de abril al 2 de mayo.

Protagonizada por Fran Perea y Fernando Soto (La casa de papel, Netflix), dos actores con una amplia y reconocida trayectoria en teatro y televisión, y producida por el Teatro Calderón, Emilia Yagüe Producciones (El pintor de batallas, Comedia Multimedia) y Feelgood Teatro (Feelgood, La Estupidez). Esta obra se estrenaba en 2017 en el Teatro Calderón de Valladolid e hizo gira durante ese año. Retoma ahora su andadura con un nuevo impulso: el tour llega por fin a Madrid.

Manuel (Fran Perea) es un maestro rural que vive feliz y apaciblemente con su mujer y sus tres hijas menores. Acebal (Fernando Soto) es un hombre rústico, cerril, reaccionario, exaltado y aparentemente ingenuo que diseña en su ilusoria cabeza una serie de máquinas delirantes, insensatas y utópicas que facilitan las relaciones humanas. El destino los une un día en que, cegado por el sol, Manuel atropella en un cruce al ciclista Acebal y destroza su bicicleta. El ciclista, muy apenado por este hecho, despierta la compasión de Manuel.

Este atropello hará que surja un vínculo fuerte, tenaz y sumamente destructivo entre ambos personajes. Acebal se infiltrará cada vez más en la vida familiar y laboral de Manuel hasta convertir su existencia en un tormento y al final hará que su presencia resulte tan sofocante como necesaria, y todo llegue a un punto de no retorno.

En palabras de su autor, Alberto de Casso, «El ciclista utópico nos habla de dos hombres profundamente antagónicos en sus costumbres ideales, vida social y familiar. Y de cómo el más débil trata de infiltrarse en la vida del otro vampirizándolo y usurpando su equilibrio».

Según su director, Yayo Cáceres, “humor duro y con el sarcasmo suficiente como para importunar”. “De Casso nos ofrece este texto en el que, una vez más, el teatro nos ayuda y nos sirve para escrutar la condición humana y el profundo e intrincado laberinto de las relaciones”, añade Cáceres.

Manipulación, culpa, deseos ocultos, personajes oscuros y extremos, más otra cantidad de ingredientes asoman en este Ciclista utópico en el que dos personajes, el que provoca el accidente y el accidentado, se meten a la vez en un túnel en el que quizás ni siquiera se ve la luz de la salida”, explica.

En resumen, según su director: “Dos personajes, dos actores al servicio de la historia; y una historia humana y descarnada que no dejará indiferente al espectador…”

¿Qué ha dicho la crítica en su primera andadura?

““Dos magistrales intérpretes crean a tan diferentes personalidades con pulso y ritmos adecuados para mantener la tensión dramatúrgica y la atención de los espectadores”.”

Óscar RomeroDiario SUR

““Una ágil comedia conversacional que jalona de momentos absurdos un viaje hacia la mediocridad del ser humano”.”

Belén Santa-OlallaMálaga Hoy

““No hay nada que haga reír más que las desgracias ajenas. Y, en este caso, es esa adversidad desesperante de las que te dan ganas de saltar del patio de butacas y gritar: “¡Pero reacciona ya!”.

Paco InestrosaLa Opinión de Málaga